ALREDEDOR DE LA MESA VII°

II° Edición Virtual Internacional

Nuestra Historia en la Mesa

Argentina

Comenzamos a investigar debido a la importancia que tuvo el periodismo en la cultura de esta pequeña población de inmigrantes.

Elegimos a NICASIO ÁNGEL LIÉBANA por ser el primer estudioso que realizara una investigación consciente de la historia de este pueblo y a la vista de documentos, luego editara en fascículos la “HISTORIA DE AMEGHINO” que todavía se consulta.

De su actividad periodística, artística, pictórica y escultórica todavía quedan muestras en el pueblo.

Para mayor ilustración solicitamos una biografía a su hija, la cual adjuntamos.

Nicasio Ángel Liébana

Nicasio Ángel Liébana, “Pibe”, como era conocido por todos, nació en Ameghino el 12 de octubre de 1923. Era el menor de los hijos de Baldomera Fernández y Primitivo Liébana, españoles que llegaron del pueblo de Riaño, en León, a principios del siglo XX y se afincaron en Ameghino.

“Pibe” Liébana empezó a trabajar apenas terminada la escuela primaria –su querida Escuela Nº 4 –, y de joven trabajó en la Unión Telefónica. En los años ´50 se trasladó a la localidad de Avellaneda, se dedicó al comercio en su librería y papelería, y se casó con Ana María Gobbini, también nacida en Ameghino, hija de Sara González y Ricieri Gobbini. Tuvieron dos hijas, Laura y Elisa.

A “Pibe” siempre le interesaron las artes. Integró grupos de teatro y de música que animaban fiestas y bailes en el pueblo. Su mayor pasión fue el periodismo. Desde Avellaneda escribía, editaba, diseñaba y hasta ilustraba su propio periódico para Ameghino, “Palenque”, con noticias de la vida social, cultural y económica del pueblo y sus alrededores.

También escribió una “Historia de Ameghino”, para la que se documentó durante años, y que suelen consultar los alumnos de las escuelas cuando necesitan información sobre el origen de la ahora ciudad de Ameghino, que consiguió su autonomía gracias al esfuerzo y la tenacidad de un grupo de personas entre las que, por supuesto, “Pibe” participó activamente.

Ameghino estaba siempre en su pensamiento y en su corazón, así como su querido Club Atlético Ameghino, en el que colaboraba como socio activo cuando vivía en el pueblo, y también cuando iba de visita. Diseñó el logo que aún hoy utiliza el Club, y se sentiría muy orgulloso de ver cómo perduró en el tiempo.

Todo lo que hizo para el pueblo fue con mucho cariño, desinteresadamente, y, sobre todo, con la alegría de contribuir en algo con el lugar que lo vio nacer, crecer y ser feliz.

Del material expuesto, queremos destacar un viejo ejemplar de la Historia de nuestro pueblo, fruto de sus investigaciones; un ejemplar del periódico El Palenque; el libro Historia de Ameghino que contiene tres fascículos, y objetos de la época en que desarrolló su tarea como escritor.

Presenta
Museo Florentino Ameghino
Calle 1, esquina 32
Ameghino - Pcia. de Buenos Aires
Argentina